lunes, 18 de junio de 2012

Carlos Carrera y Ana: Atrapados entre el arte y el comercio.

El 11 de Junio se publico en Milenio una entrevista con Carlos Carrera, célebre director de Ana con el encabezado: El cine de animación, caro y sin apoyo suficiente. Tras leer la nota, la compartí en Twitter y prometí una entrada de blog. He aquí dicha entrada, para revivir el blog.

Para no poner palabras en la boca de nadie, la nota esta aquí: http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/0d256b03c0d1a065ce41f8885f4da539

Y muy temprano en la entrevista se aparecen los bandos; estas dos vertientes de la animación mexicana. Y es ahí donde radica un problema, porque a partir del bando con el que se identifique uno, ve distinta la problemática del cine de animación mexicano. 

Los bandos son la burocracia cultural , que produce como forma de expresión individual y justifica la recepción del apoyo gubernamental con premios, festivales y representar la cultura de México en el mundo; por un lado.
Por el otro, el cine empresario; que busca la manera de generar los mejores resultados comerciales posibles para "hacer industria", generar empleos, desarrollar contenidos para el mercado internacional, etc. 

La producción de Ana, parece estar atrapada justo en medio; con un pie en cada campo.

Mi reacción a la nota fue: Cierto, pero el análisis es cuestionable. Y es cuestionable porque recurre a una respuesta fácil y desorientadora. Culpar al gobierno y su insuficiente apoyo. Es una respuesta fácil porque es cierto, 30 millones de pesos no son suficientes para producir una película de animación de altos valores de producción.  Es desorientadora porque acusa de culpabilidad al mayor aliado de la animación mexicana y disfraza la real problemática que enfrentamos.

Lo cierto es que Ana cuesta 80 millones de pesos, y el promedio de recaudación de una película animada mexicana basada en una propiedad intelectual nueva es de entre 50 y 60 millones de pesos siendo optimistas. Recaudaciones mayores se han logrado solo con propiedades bien posicionadas como Don Gato y Una película de huevos; pero Ana no tiene esta ventaja. 

El verdadero problema, no solo de Ana sino de toda la producción nacional; es que como audiencia estamos colonizados culturalmente. Nuestro mercado está inundado por contenido que incluye al mejor del mundo; y eso reduce notablemente el margen de ganancia que se puede proyectar para una cinta nacional. El problema de la animación mexicana es un problema de mercado.
Siendo optimistas, esperando lo mejor en todos los aspectos que están en las manos de los productores pero siendo realistas a partir de la información que tenemos; es difícil pronosticar que una propiedad intelectual nueva genere en México mas de esos 80 millones de pesos. Así pues, la necesidad de acceder a mercados extranjeros y contar con fuentes de ingreso auxiliares se vuelve evidente. 

Esta es la muy complicada venta que una propiedad intelectual nueva enfrenta en mayor o menor medida.  Esta es la razón por la que debemos ser disciplinados y moderados con los presupuestos si hemos de compartir el mercado con Hollywood.  ¿Ustedes que creen que podría hacerse para vender "Ana" a inversionistas? ¿Y a la audiencia?

He vuelto de mi año de exilio educativo, y pronto he de lanzar la nueva versión del sitio de Gamanimation. También, poco a poco, ire retomando la actividad en redes sociales y todo este circo; porque la verdad es que el momento en que se encuentra la industria de animación mexicana da para platicar bastantito. A mis leales 3 o 4 lectores les envio un cordial saludo!

11 comentarios:

  1. A ver si cumples dejgraciao y sigues publicando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja Lo se, Pancho. Yo tambien tengo mis dudas, pero soy optimista.

      Eliminar
  2. Bienvenido del autoexilio. Acá nos vemos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Fer! Así será, habrá que reconectar con la banda que se ha desparramado mucho.

      Eliminar
  3. Ana, tendría que ser comercializada desde hoy para ir preparando el camino de esa gran cinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. A estas alturas debería tenerse un trailer completo, que sea una muestra del potencial que tiene la historia; y analizar que recepción tiene con la audiencia objetivo.

      Eliminar
  4. Ana es una niña que se pudre, cuando salga ya todos dirán y eso que pedo, por que si bien se sabe aunque pixar sea muy chingon es su acabado antes lo primordial era la historia, me caga que se diga hay la lleva la animación Mexicana no es verdad no se la crean la animación mexicana es aburrida mala y sin chiste, lo siento pero la idea de seguir echándole y algún día seremos buenos jajaj es de risa , seria mejor parar y decir no mamen estamos bien pendejos, no hemos podido llegar ni siquiera a lo que hizo disney en los 40, tenemos que ver que falla, que lo sabemos muy bien sabemos que falla, trabajamos por trabajar no por transmitir algo y luego no quejamos a chinga pues no pagan poco por eso sale así de mierda, bueno se los dejo a su conciencia, dejen de besarse el culo entre todos y resuelvan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Cet, yo soy del norte y reconozco el poder que tiene una palabra altisonante para reafirmar el caractér de una expresión. Pero, si podemos mantener el lenguaje dentro de la civilidad te lo agradecería muchísimo. jaja
      Ahora, las circusntancias que rodearon la aparición y crecimiento de Disney no son para nada comparables con las que enfrenta cualquier estudio mexicano. El modelo de negocios era otro, los cortometrajes se pagaban, no tenían competencia subsidiada desde el extranjero, etc. Las condiciones de Blanca Nieves fueron como una tormenta perfecta que a nosotros no nos va a pasar, entonces la comparación no es tan útil como medida de progreso.

      Artísticamente, ya sabemos cual es el problema. Pero en terminos de negocio, hay otro obstaculo de elefantásticas proporciones. Ni Pixar estaba consolidado a los 10 años de edad. Danos un poco más de tiempo antes de tirar la toalla!

      Saludos!

      Eliminar
    2. Lo mas gracioso de todo esto es que si existen personas en México que hacen cosas chidas, yo conozco varias, una de esas nada mas no se le suba es ud, don manzano, don pancho, rafa de huevo cartoon y otros mas, si vez lo comerciales que a hecho pancho dices a caray eso no es de aquí, esa animación esta fluida y no creo que le hayan pagado mas de lo que le pagan a un proyecto de anima o bueno tal vez ni tenga ni idea pero pienso que la calidad de las cosas esta en el querer hacer las cosas siempre bien.

      Saludos y ok ya no diré grosería jajaj

      Eliminar
  5. Bienvenido de nuevo. Totalmente deacuerdo con la colonización cultural y desde este punto Ana o cualquier otra propiedad intelectual original la tiene muy difícil. Cuando los productores quieren pegarle a los 80 millones tienen que pensar en "el gran público" Qué atrae a este gran público? Cada película que trata de copiar a las producciones de Hollywood naufrága terriblemente (ejemplos hay varios. Como generar nuevas propiedades mexicanas atractivas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi estimado BlueBoy! Esas son buenas preguntas, y ameritan ser entrada de blog. No se para cuando salga, yo esperaría que para la semana que viene. Asi que gracias dobles; por la bienvenida y la sugerencia de tema. Saludos!

      Eliminar