viernes, 14 de mayo de 2010

La Persecución 2: La revancha.

La infamia llego sin duda. Todo empezó con la necesidad de pre-visualizar toda la secuencia. Existía un animatic a partir de storyboards a lápiz; pero había dudas en la dirección y la producción respecto al flujo y viabilidad de la secuencia. Es entonces cuando se armo un versión super-low poly, cuasi-animada de la secuencia. Su simpleza y rústica estética tenían su encanto; pero la principal virtud es que sobre esos archivos digitales se armaron las escenas finales substituyendo los burdos modelos, por otros burdos modelos pero con texturas. De esta manera, una vez pre-visualizado; gran parte de la secuencia ya tenia una estructura solida.

Entonces llegaba la necesidad de crear y recopilar los "assets". Diseños a modelar, paletas de color a seguir, animación 2D a componer dentro de las escenas, etc. Ciertamente había algunos diseños, que se ejecutaron relativamente rápido.



Pero eso seria todo lo que se resolvería relativamente rápido. Una vez terminados, nada ni nadie facilitaban los demás elementos. Así que hubo que improvisar, vistiendo los escenarios con soluciones limitadas y provisionales que fueron convirtiéndose en la solución final por económica y viable; o mejor dicho: Porque no hubo de otra.



No siendo suficiente el reto, gran parte de la animación de personajes que se necesitaba no existía. Mucho menos animación 2D que se incorporara a las tomas sofisticadas que la cámara 3D puede facilitar! Así pues por lo menos 4 personajes fueron modelados y tratados con cel shaders para tratar de conservar el limitado look que Flash podía ofrecer.



El resultado es lo que es. La secuencia se terminó a finales de 2007; la película se estreno en Febrero del 2009. En su momento, la secuencia lucía de una calidad competitiva y es posiblemente el "highlight" visual de la cinta; la secuencia mas dinámica, con mejores valores de producción y la mejor lograda cinematograficamente.

Esta en todo su derecho, estimado lector; de cuestionar mi juicio. Cierto es que yo la veo con ojos de padre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario